jueves, 28 de abril de 2011

Bauta tiene razón al describir Superintendente de la Sisalril


“Fernando Caamaño es un empleado de las ARS”.

Esta responsable afirmación procede de un funcionario público que como Ministro de Salud se ha granjeado el crédito de la población pues ha sabido colocarse a la altura de las circunstancias en momentos que la nación lo ha demandado. Su correcto manejo ante el inevitable ingreso del cólera al territorio dominicano ha permitido tomar pleno control de esa letal enfermedad, las oportunas campañas preventivas y/o correctivas que  de forma efectiva se realizan en su gestión, crean en los ciudadanos un sentido de confianza y seguridad frente a males como el dengue, la malaria, tuberculosis, etc.

La declaración del doctor Bautista Rojas surge como respuesta a la indiferencia que por años ha exhibido el superintendente de salud y riesgos laborales ante la posición de las Administradoras de Riesgos de Salud de presentar todo tipo de trabas a sus clientes con el propósito de no cubrir las enfermedades catastróficas y los medicamentos de alto costo.

El comportamiento del superintendente de salud y riesgos laborales no puede ser otro, pues se trata de un tecnócrata insípido, incoloro e inodoro, miembro del privilegiado club de funcionarios que sin mérito alguno alcanzan funciones públicas, prevaliéndose tan solo de sus relaciones primarias con figuras influyentes de la clase gobernante y que desde sus posiciones procuran desarrollar un mayor nivel de identidad con la clase económicamente dominante que con los ciudadanos contribuyentes, quienes realmente son la razón de ser de instituciones como las que él dirige.

El señor Caamaño es del tipo de burócratas cuyos logros institucionales, que en su caso están por verse, son atribuidos de manera personal, pero sus errores deben ser asumidos por la organización política que ostenta la conducción del Estado. 

fudeso@gmail.com
venyve.carlos@gmail.com
www.facebook.com/fudeso
www.facebook.com/venyve.carlos
www.twitter.com/_CarlosPena_


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada